Reforma interior P&P

Se derribó la totalidad de la tabiquería, instalaciones, solados y falsos techos.

Se diseñó una vivienda con el máximo aprovechamiento de la luz natural y el espacio. Invirtiendo la zona de día y la de noche existentes y creando un centro neurálgico familiar como es la cocina, el comedor y el estar, mediante una separación acristalada. De esta forma la luz procedente de la fachada a calle ilumina la cocina que da frente al patio de luces.

En el acceso una pared paleada lacada en verde esconde la habitación de fisioterapia para atender a pacientes y gira para conformar un armario al distribuidor y albergar los electrodomésticos en la cocina tales como nevera y microondas.