Reforma interior M&J

Derribo total de tabiquería de vivienda para crear una zona de día más abierta y amplia, donde comedor, estar, recibidor y cocina convergen en un espacio común. La luz natural llega a todos estos espacios a través de la fachada Sur y una terraza que se amplió para poder hacer vida en ella.

Se eliminó una pequeña habitación utilizada para la plancha y dónde acumulaban trastos para darle más superficie a la nueva cocina y a una de las habitaciones dobles. La habitación principal, al final de la casa, se reconfiguró para dotarla de baño propio, cuyo acceso se realiza a través de un vestidor que se materializa con la misma madera que el cabezal de la cama.