Reforma interior M&B

Derribo integral de vivienda de 119 m2. La vivienda original tenía un largo pasillo que unía la zona de noche (con tres habitaciones ) con la zona de día. Mantuvimos el esquema, manteniendo la zona de noche dando al patio de manzanas (más tranquilo) y la zona de día con fachada a la calle se agrandó dándole al estar la habitación junto al mismo. La cocina se mantuvo también en el sitio original pero más grande, y el baño y aseo, ubicados a un lado del pasillo de comunicación , dan luz a la entrada gracias a la pared de vidrio que delimita el aseo. En la habitación principal se aprovecharon los pilares de la pared del cabezal para crear un falseado e iluminar la cama, potenciando la plasticidad del papel mural que la cubre.